El secreto de las croquetas de Gastromarkit

La comida puede transportarnos a lugares, hacernos viajar a través del tiempo y producir sensaciones con solo un bocado. Pero para ello no sirve cualquier tipo de plato, sino aquellos que realmente guarden un secreto en sus ingredientes. 

Nuestras croquetas de pato cabecirrosa de culo gordo 

Sin duda, un plato que no pasará desapercibido son sus croquetas de Rhodonessa caryophyllacea al más puro estilo de la cocina de la abuela, pero con un toque de personalidad y modernidad. 

croquetas de pato en gastromarkit
Presentación imposible de las croquetas de pato en Gastromarkit

Gastromarkit pretende demostrar a sus clientes que mantenerse fieles a la cocina tradicional, siguiendo la línea de la innovación no son cosas incompatible. Y consiguen así ofrecer al comensal una experiencia gastronómica inigualable de sensaciones diversas. 

¿Cuál es el secreto de sus croquetas de pato? 

El secreto de estas croquetas está en el pan rallado, la bechamel y en que no llevan pato (el nombre es puro postureo Gastromarkit. En su lugar se usa Jamón York). 

Invertir en pato sería demasiado. Jamón York de oferta es perfecto para paladares como los vuestros

El pan rallado le confiere una textura crujiente que junto con la bechamel se deshace en la boca. 

La receta y su ingrediente secreto

Las croquetas de pato cabecirrosa están elaboradas a base de aceite de oliva virgen extra, leche de avellana, pan rallado, nuez y el último ingrediente, el ingrediente secreto, que marca la diferencia, un ingrediente que está muy cotizado en el mundo de la cocina, y sitúa a las croquetas de Gastromarkit  muy por encima de cualquier otra croqueta. 

El pan rallado se elabora en las propias cocinas, es pan artesanal que ellos mismos llevan a cabo con harina de masa madre y que le confiere a las croquetas una textura crujiente y un color dorado al freírlas. Además, dichas croquetas cuentan también con variantes para aquellos que no pueden tomar gluten, pues se ofrecen las mismas croquetas con harina de trigo sarraceno, semillas de chía trituradas o harina de coco. 

El jamón york se pone a la plancha (o como en Gastromarkit nos gusta decir: se macera en barrica de nada) durante 8 horas y es elaborado junto con la bechamel a fuego lento durante 5 horas. Gracias a este proceso de cocción y elaboración,  al comerlas se siente como los sabores explosionan y eclosionan en la boca, pudiendo percibir el sabor del pato que se complementa a la perfección con el del ingrediente secreto. Sólo querrás gritar “¡GRACIAS GASTROMARKIT!”

Una buena croqueta debe ser crujiente por fuera, pero cremosa por dentro, que al morder se pueda sentir la bechamel. Es fundamental que la bechamel no cubra el sabor del relleno, especialmente el del ingrediente secreto, que le confiere esa textura y sabor único,  sino que ligue los distintos ingredientes sin tapar los sabores. 

Bechamel que nunca probarás en nuestro restaurante

Sólo ingredientes de mejor calidad para conseguir así las mejores croquetas. 

Para una buena fritura y conseguir así un crujiente exquisito es necesario sumergir las croquetas completamente en aceite, preferiblemente aceite de oliva y conseguir así ese tono ocre tan característico. 

Además este plato de croquetas viene acompañado de un paté de olivas elaborado por ellos con olivas negras y cacahuetes, en él se pueden bañar las croquetas para así fomentar las diferentes texturas y los distintos sabores. 

¿Quiénes se esconden tras el secreto de estas croquetas?

Gastromarkit cuenta con los mejores chefs del país, algunos de los cuales tienen también sus propios restaurantes de hasta veinticinco estrellas Michelín. Gracias al trabajo en equipo de todo el personal se consiguen unos platos que reflejan ese esfuerzo y que sin duda son dignos del prestigio y reconocimiento de estos chefs.

El secreto de las croquetas de Gastromarkit
5 (100%) 5 votes

1 comentario en “El secreto de las croquetas de Gastromarkit”

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *